La sonrisa de Badia

La sonrisa de Badia

Nuestra paciente Badia acudió a la Clínica Dental Primitivo Roig por que no estaba contenta con el aspecto de su sonrisa. Su caso nos planteaba un tratamiento completo de Odontología Estética que incluía diferentes fases.

Mediante el uso de la tecnología DSD (Digital Smile Design) Diseño Digital de Sonrisas y varias pruebas estéticas pudimos adelantar el resultado final del tratamiento y mostrárselo a la paciente. Además Badia, precisó también de microtornillos de ortodoncia que traccionaron algunas piezas que no estaban en una posición correcta y nos impedían rehabilitar de forma ideal.

El DSD nos sirve como guía para planificar todas las fases del tratamiento, desde la ortodoncia, pasando por la gingivectomía para alargar los dientes, hasta la colocación definitiva de las carillas.

Empleamos carillas “lente de contacto” con muy poco espesor que nos permitieron conservar al máximo la estructura original del diente sin limarlo y, mediante un proceso adhesivo, fijamos las carillas encima de sus piezas.

Badia muestra ahora una sonrisa espectacular y natural de la que se siente muy orgullosa.

La sonrisa de Montiel

La sonrisa de Montiel

Montiel no estaba nada a gusto con su sonrisa. Cuando llegó a la Clínica Dental Primitivo Roig nos explicó que quería una mejora estética en su boca que le permitiera mostrar abiertamente sus dientes sus complejos.

Nuestra paciente había sido tratada anteriormente y llevaba fundas metal-cerámica en el sector anterior desde hacía 20 años. Sus dientes fueron tallados para colocarle las fundas que, al estar mal ajustadas, dejaban paso a las bacterias y por consiguiente varias de sus piezas presentaban caries.

El uso de postes metálicos enroscados habían generado un ennegrecimiento de sus dientes (ahora muñones), que quedaban a la vista por la retracción de la encía.

Tras conocer sus inquietudes y estudiar su caso, el equipo de la Clínica Dental Primitivo Roig le propuso ir un paso más allá y realizar una rehabilitación completa que incluyera una mejora global en toda su boca, incluyendo los bordes incisales, injertos de encía y nuevos empastes, además del cambio de fundas a cerámicas. Todo ello basado en una odontología respetuosa con la naturaleza del propio diente.

El caso de Montiel se realizó por completo en nuestras instalaciones gracias al DSD (Diseño Digital de Sonrisas) y a la tecnología CEREC.

El resultado, ha sido un éxito que conjuga a la perfección la estética blanca (diente), la estética rosa (encía) y la estética negra (pasillos o huecos que quedan a la vista cuando sonreímos).

Su sonrisa lo dice todo.