10 malos hábitos que están afectando a tus dientes

Cuidar nuestra boca es una necesidad que va más allá de un aspecto puramente estético. Prevenir la salud dental no sólo nos permitirá lucir mejor sonrisa, sino también disfrutar de una correcta funcionalidad de los dientes. Por ello, conviene conocer algunos malos hábitos que forman parte del día a día y que, sin darnos cuenta, están dañando nuestros dientes. Desde la Clínica Dental Primitivo Roig te recomendamos evitarlos para prevenir tu salud bucodental. ¡Toma nota!

Malos hábitos con los dientes

  • Cortar con los dientes

Seguramente hayas empleado tu dentadura como recurso para cortar etiquetas, hilos o materiales plastificados como bolsas de snacks. Emplear los dientes como herramienta es un hábito tan común como perjudicial. El esmalte es de gran fortaleza pero tu boca no es ni una tijera ni una herramienta multiusos. Mejor no ponerla a prueba con acciones que no tengan que ver con ingerir alimentos.

  • Morder lápices y bolígrafos 

Los nervios, el estrés en el trabajo o incluso el aburrimiento nos llevan a realizar determinados hábitos que hasta pueden convertirse en una rutina más. Si eres de los que muerden lápices o bolígrafos en clase o mientras trabajas deja de hacerlo. Estos malos hábitos pueden fracturar tus dientes.

  • Masticar hielo

Para refrescarte no es necesario poner en riesgo tus dientes. Masticar hielo es una acción habitual al finalizar el consumo de una bebida o directamente para refrescar la boca. Por inofensivo que pueda parecer es importante saber que puedes fracturar tus piezas dentales. Poseen una gran dureza, de hecho para picarlo se hace necesario el uso de picadoras con hojas de corte especiales.

  • Morderse las uñas

Tan antihigiénico como uno de los malos hábitos para tus dientes que puede afectar incluso a la articulación de la mandíbula. Además, las personas que se muerden las uñas tienen mayor probabilidad de sufrir bruxismo. Si rechinas o aprietas los dientes es importante realizar una revisión para evitar la destrucción de los dientes. Solicita una cita previa y estudiaremos tu caso.

  • Chupar limón

Mientras a algunos les produce escalofríos, a otros les encanta chupar una rodaja de limón. Pues debes saber que son muy ácidos y destruyen el esmalte.

Malos hábitos que afectan a los dientes

  • Comer patatas fritas

Las patatas fritas son un recurso habitual entre horas para saciar el hambre o incluso de picoteo. Estos snacks contienen almidón, sustancia que se convierte en ácido y ataca a los dientes durante los 20 minutos posteriores de su consumo. Por lo tanto, no abuses de las deliciosas patatas fritas y, sobre todo, acuérdate cepillarte los dientes lo antes posible tras su consumo.

  • Beber refrescos en exceso

Las bebidas gaseosas o carbonatadas contienen, por lo general, gran cantidad de azúcar. Además son muy ácidas, por lo que las versiones ‘cero azúcar’ tampoco son una buena opción. Estas bebidas ácidas afectan al esmalte notablemente, de modo que conviene consumirlas con moderación. Para no dañar directamente los dientes te recomendamos consumirlas con pajita o caña absorbente.

  • Cepillarse los dientes vigorosamente

No es preciso cepillarse los dientes con un exceso de energía para mantener sana y limpia la boca. Es más, los cepillos con cerdas suaves limpian igual de bien. Así, evita sufrir irritaciones de encías o aumentar la sensibilidad de los dientes con cepillados muy enérgicos. Además realiza movimiento circulares y no horizontales, ya que también afecta al esmalte.

  • Uso de mondadientes

Este utensilio tradicional puede dañar las encías y, por consiguiente, afectar a la salud bucodental. Por lo tanto, la mejor alternativa a los palillos o mondadientes es el uso de hilo dental o cepillos interproximales.

  • Fumar

Aunque esté en último lugar, fumar es uno de los principales malos hábitos para perjudican no sólo a los dientes sino a la salud en general. El tabaco contiene nicotina, lo que se traduce en manchas en los dientes y oscurecimiento del esmalte. Además puede provocar enfermedades graves en las encías como paso previo a la perdida de dientes. También afecta al aliento e incluso puede afectar al gusto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *